Aprendizaje cooperativo o colaborativo ¿No es lo mismo?

Aprendizaje cooperativo o colaborativo ¿No es lo mismo?

Actualmente la metodología de los colegios está en continuo cambio, dirigiéndose hacia la reflexión sobre qué rol desarrollaría el profesor en el aula. Se está rompiendo el rol tradicional del docente en el que imparte las clases de forma magistral, llegando a la implicación del alumnado en su propio aprendizaje.

En los trabajos de hoy buscan la comprensión, pensamiento crítico, razonamiento…, es por eso por lo que los docentes utilizan estos trabajos de equipo para desarrollar estas nuevas metodologías enfocadas en el alumnado. Los docentes pueden utilizar el aprendizaje colaborativo y cooperativo para desarrollar en las clases el trabajo en equipo. No obstante, estos aprendizajes no son iguales, aunque ambos estén relacionados con el trabajo en grupos.

Para empezar, diferenciaremos el aprendizaje cooperativo y colaborativo, unos de los aprendizajes más destacados de la metodología de trabajo en grupo. El aprendizaje colaborativo según Computer Supported Collaborative Learning (Sten, 2007) favorece los espacios en los que el desarrollo de habilidades sociales e individuales a partir del diálogo de los alumnos en el momento de intentar comprender nuevos conceptos. Los estudiantes son responsables de su propio aprendizaje y del resto de componentes de su grupo, consiguiendo una interdependencia positiva, la interacción y las habilidades personales y de grupo.

Por otro lado, según Computer Supported Cooperative Work (Whiley, 1999) el trabajo cooperativo es el conjunto de procesos intencionales que un grupo de alumnos realiza para poder llegar a cumplir un determinado objetivo además de las herramientas diseñadas para facilitar este trabajo. Lo más difícil de conseguir con este aprendizaje es que los alumnos estén motivados y haya una parte alta de participación por su parte.

A través del aprendizaje colaborativo se crea una enseñanza más horizontal en la que trabajan conjuntamente el profesor y el alumno, pero estos no dependen tanto de la figura del profesor, en cambio el aprendizaje cooperativo el profesor sigue siendo quien reparte y controla las tareas de los grupos de trabajo.

El docente mediante el aprendizaje cooperativo diseña las diferentes interacciones y los resultados que tienen que llegar a conseguir y crea actividades destinadas a la obtención de un resultado en concreto. En general, a través del aprendizaje colaborativo es el estudiante quien tiene la responsabilidad de su aprendizaje y es el protagonista de este, él es el que tiene que llegar a establecer sus propios objetivos.

En este aprendizaje colaborativo, el profesor tiene el rol de facilitador, ayudando a sus alumnos a que fomenten la resolución de problemas y el pensamiento crítico, fomentando a ser más independientes y desarrollen la competencia de aprender a aprender. Es quien diseña y crea las diferentes actividades de forma que a partir de esta previa planificación llega a desarrollar la interdependencia del alumnado.

No obstante, estos aprendizajes como muchos otros, se centran en el descubrimiento por parte del alumnado, mejorando de autoestima y competencia social además de un apoyo mutuo y un alto nivel de compromiso. Tanto en el aprendizaje colaborativo como cooperativo se requiere la función del profesor para las revisiones continuas del trabajo de los estudiantes, intentando solventar todos los obstáculos que puedan encontrar en el camino.

Toovari Team

@ToovariOficial